En El Puerto de Santa María… Ponce y Manzanares en hombros

El Puerto de Santa María (Cádiz). Sábado 10 de agosto de 2019. Lleno. Toros de Juan Pedro Domecq, justos de presencia, con diferente mansedumbre, desde la dócil y obediente, como el primero y cuarto, hasta los que no quisieron moverse, como segundo y quinto; o el que se estrelló en el peto provocando por la inercia caer al caballo. Exageradamente al cuarto de nombre Fantasía, se le concedió un indulto.

Enrique Ponce: Ovación y dos orejas simbólicas.

Morante de la Puebla: Ovación y bronca.

José María Manzanares: Oreja y oreja.

____________________________________

El escenario estaba dado, el regreso de Enrique Ponce, en medio del apoyo de sus seguidores, un recibimiento cariñoso que agradeció invitando a sus compañeros de cartel para escuchar las ovaciones.

Toros de dulce a modo, los juampedros para estar a gusto, y poder hacer las faenas soñadas, por lo menos así fueron sobretodo los dos toros que le correspondieron al valenciano.

Co su primero bajo las notas de La Misión, melodía que le fascina al de Chiva, dejó la clásica faena poncista, destacando las series por el lado derecho que le permitió el bonancible ejemplar, hasta llegar a las poncinas. La media estocada no cayó como debiese, quedó atravesada y todo quedó en la ovación.

Salió el cuarto, otro toro dócil, que le permitió todo, desde los lances, chicuelinas y demás con el capote, hasta una faena en la que estuvo relajado el torero valenciano por la obediencia sutil del juampedro, series con la derecha que resultaron del agrado de la concurrencia; el momento propicio para todo hasta para el indulto, a un astado que no brilló por su bravura, aunque sí por su docilidad y bondad. A Ponce las dos orejas simbólicas.

Morante tuvo dos mansos diametralmente opuestos al de Enrique, pronto se apagaron, y como al de la Puebla del Río tampoco le gusta prodigarse, todo acabó pronto sobretodo con su segundo en donde escuchó fenomenal bronca.

Pausada estuvo la faena de Manzanares a su primero, quizá muchos espacios, pero había que dar reposo al de Juan Pedro para no agobiarlo y poder realizar la faena que al final hizo José María.

Con su segundo volvió a consentirle y como bonitas series que resultaron del agrado de los que fueron testigos de este festejo. Tras cortar oreja en cada ejemplar, también salió en hombros.

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

____________________________________________________________________________