En la Imperial Cinco Villas Don Luis y Doña Lucerito rinden homenaje a Don Gabino

Don Luis Marco Sirvent y Doña Lucerito Dominguez de Marco, inmejorables anfitriones, de gran calidad humana, que aman sin tasa ni medida al arte del toreo, celebraron el 55 aniversario de la alternativa del Matador Gabino Aguilar en su finca Imperial de Cinco Villas

La familia Marco Sirvent Dominguez, que se ha distinguido por ser importantes benefactores, dentro de lo mucho que han dado a tantas personas en desgracia, como la manutención de casas de asistencia a esos niños de la calle; en lo que se refiere a la juventud torera, no sólo de México, sino varios países del orbe taurino, su apoyo es contundente.

Sí, Don Luis y Doña Lucerito, los mejores amigos de sus amigos, siempre están pensando cómo apoyar al arte de la tauromaquia, desde sus raíces para consolidar un futuro luminoso, digno y con grandeza para la Fiesta.

El ejemplo lo vivimos el sábado reciente, ahí saludamos, Tere (Mata) y quien escribe esto, a Luis y Martha Oliver, a Loli Lot, al joven y prometedor torero hidrocálido, Gerardo Adame, y por supuesto, al Maestro Gabino Aguilar.

De inmediato nos dijo, Don Luis “… hace 55 años recibió la alternativa el Matador Gabino, y pocos se han acordado de ese hecho, fue en Madrid, en Las Ventas, vale la pena honrar al gran torero y gran amigo”.

Efectivamente, Gabino Aguilar, adquirió el grado de doctor en tauromaquia el 23 junio de 1964 en la Monumental Plaza de Las Ventas, llevando como padrino a Andrés Hernando y atestiguando el acto, Manuel Benítez El Cordobés, el toro de la ceremonia llevó el nombre de Buena Suerte y procedió de la ganadería de Atanasio Fernández.

Ahí le vimos, ahora como ganadero, a Don Gabino, cómo iba calificando a sus novillos que fueron toreados por Don Luis Marco, quien su pasión la lleva más allá de apoyar a todos los jóvenes que tengan posibilidades, a torear y goza infinito en primera persona a la tauromaquia.

Doña Lucerito, desde el palco imperial disfruta de estos festejos, en donde se torea con rigor y verdad. Eso está muy bien; sí, que la Fiesta, hasta en festejos a puerta cerrada se toree con rigor y respeto, como lo hace Dos Luis y sus invitados.

Ahí estuvo, Gerardo Adame, a quien vemos que ha retomado el paso para bien, para mucho bien, bajo la guía de sus apoderados, Alberto Basulto, Alberto Hagar y Wilberth Cervera.

La faena que le hemos visto este sábado fue dejando en cada trazo, no sólo las buenas maneras que posee, sino la clase, el ritmo, la armonía y el sentimiento que posee dejando dimensión en el trazo y trascendencia por el contenido implícito de su creación.

Eso es lo que necesita la Fiesta, que personas de buena voluntad como Don Luis Marco, como Lucerito Domínguez, se multipliquen y den fuerza, sustento y grandeza al arte de la tauromaquia a través de prometer y cumplir la verdad.

Al final, ya en la amena tertulia que se hizo tras los exquisitos manjares que disfrutamos, Don Luis en emotivo brindis recordó “… el ejemplo que dejó el Maestro Gabino Aguilar como torero y el legado que esta escribiendo como ganadero“, y reiteró que “… la grandeza de la Fiesta está en su verdad, en su integridad, porque donde esté el toro bravo, encastado y haya un torero para enfrentarlo habrá luz y grandeza en los redondeles del mundo“.

¡Qué así sea!

¡Dígase la verdad… aunque sea motivo de escándalo!

________________________________

Fotografías: Óscar Mir

________________________________

________________________________

@PERIODISTAURINO 

_____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_____________________________________________________________________________