En Aguascalientes… Oreja desolada para Diego Sánchez

Apenas un cuarto de entrada en la Monumental de Aguascalientes, séptima corrida de la Feria de San Marcos 2019. Se lidiaron astados de diversas ganaderías de la región. Primero de Corlomé, bien presentado, complicado. 2do de Campo Grande, justo de presencia, malo y que se tornó peligroso. 3ro. de Rosas Viejas, justo de presencia, malo. 4to. de Claudio Huerta, bien presentado, manejable. 5to de La Punta, bien presentado, complicado y peligroso. 6to. Medina Ibarra, soso.

Diego Sánchez: Oreja y vuelta al ruedo

Diego Emilio: Palmas y silencio

José María Pastor: Silencio y leves palmas

Detalles:

El matador Diego Emilio recibió un fuerte golpe en la tráquea al entrar a matar a su segundo, fue llevado a la enfermería.

El banderillero Gustavo Campos saludó en el tercio luego de pares en buen sitio.

____________________

Los tendidos lucían desolados, los hidrocálidos no acudieron a ver a sus paisanos, y no se perdieron de mucho. Tres toreros con deseos y que poco le ven la cara a los astados, con voluntad pero nada que pueda remover fibras sensibles”.

Larga, pasmosa y somnolienta fue la séptima corrida de la Feria, denominada Orgullo San Marcos. Los tendidos lucían desolados, los hidrocálidos no acudieron a ver a sus paisanos, y no se perdieron de mucho. Tres toreros con deseos y que poco le ven la cara a los astados, con voluntad pero nada que pueda remover fibras sensibles.

El triunfador de festejo fue el local Diego Sánchez, a quien correspondió el astado de Corlomé, brioso de salida quedándose en las telas. En las varas asistió a la pelea, en dos ocasiones, aunque en la primera se escupió de la suerte. Diego Emilio hizo uso de su turno al quites con navarras y revolera, mientras que Sánchez replicó con gaoneras ajustadas y lucida revolera.

Diego Sánchez comenzó con doblones toreros para seguir con una tanda por derecha sin acoplarse totalmente. Algunos tersos también con la diestra pero el astado se le colaba por ese lado, el astado con la cara arriba, reculando.

El torero local se metió en los terrenos del toro, que prácticamente se quedó parado. Voluntarioso se vio Sánchez quien finalmente mató de entera contraria y tendida para que el juez hiciera caso a la leve petición de oreja.

El cuarto de la tarde de la ganadería de Claudio Huerta fue un astado que cumplió en varas, en banderillas destacó la actuación de Gustavo Campos que saludó en el tercio.

Cuando se llegó la hora de tomar la muleta, Sánchez comenzó con doblones de sabor y remate con desdén aplaudido. La embestida del de Claudio Huerta en un principio era incierta, pero conforme avanzó la lidia fueron poderosas.

El joven de Aguascalientes le bajó la mano por derecha y así consiguió pases un tanto acelerados. Por naturales unos rápidos y otros templados, el astado se vino a más a menos, Sánchez concluyó con muletazos de vuelta entera y bernadinas de mucha voluntad, aunque sin mucha conexión con el tendido.

Mató con espada defectuosa y el juez ahora sí se quedó sentadito y no salió a malbaratar la oreja. Todo quedó en una vuelta al ruedo.

Diego Emilio tuvo en frente a astado de Campo Grande que nunca se empleó, el torero desengañándolo poco a poco pero el toro reculaba, apenas tomo un leve puyazo.

Por alto con muleta en mano, el torero buscó agradar, pero la situación planteada no era fácil, el burel se tornó complicado y peligroso, faena de aliño. Mal con la espada y a otra cosa.

La faena del segundo de su lote, uno bien presentado de La Punta no fue nada fácil para Diego Emilio, el astado hizo sonar los estribos pero luego se quedó sin empujar en varas. Puso en predicamentos a las cuadrillas quienes pasaron trago amargo.

Con la muleta había que poderle, ya que las condiciones dadas no eran de un mansillo, el de La Punta requería que le domeñaran, cierto que se tornó un tanto peligroso y Diego Emilio no encontró la solución al acertijo complicado que representó el burel. Al entrar a matar, el torero recibió tremendo golpe en la tráquea, del cual se dolió y de inmediato fue llevado a la enfermería.

Otro que también llevó la bandera de la voluntad fue José María Pastor, con su primero de Rosas Viejas quitó por chicuelinas y revolera, en varas las tomó con fuerza. Cubrió el segundo tercio despertando un poco a la afición del letargo.

Trazos por bajo de muleta, sin muchas condiciones tapándole la cara para hacerse de sus embestidas, obligándolo a pasar en tanda por derecha que caló en el tendido. El astado terminó soseando y con la cara arriba, múltiples fallas con la espada y el silencio.

El cierra plaza fue de Medina Ibarra, un astado que no se empleó en las capas y que no empujó en varas. José María Pastor estuvo voluntarioso, cubrió con alegrías al tendido el tercio de las banderillas. Rodillas en tierra comenzó su labor muleteril, pero las medias embestidas no le dejaron hacer más. Sólo hubo una tanda por derecha tersa y templada, pero nada más. Al final el astado soso y distraído, mató de entera en buen sitio para irse entre las palmas.

____________________________

@AnaDelgado28 

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________